17 octubre, 2017

Tratamientos

Se sabe que más del 20% de la población tiene un problema de salud mental a lo largo de su vida. Las situaciones de estrés, el consumo de ansiolíticos y antidepresivos es cada vez más preocupante.

El núcleo de la terapia Cognitivo Conductual es la conexión de aspectos cognitivos, afectivos y conductuales. Por consiguiente, enseñamos a utilizar estrategias para mejorar y solucionar los problemas que enumeramos a continuación:

  • Problemas afectivos (Depresión, Tristeza, Insatisfacción…).
  • Problemas de estrés y ansiedad (Miedos, Fobias, Bloqueos Afectivos…).
  • Trastornos adaptativos.
  • Problemas de conducta.
  • Problemas de alimentación (Obesidad, Anorexia, Bulimia,…).
  • Problemas de autoestima.
  • Dificultades de comunicación.
  • Problemas de pareja.
  • Problemas de relación en la familia (Hijos, Padres…).
  • Violencia de género.
  • Asesoramiento Psicológico.
  • Crisis Vitales.
  • Trastornos Obsesivos Compulsivos.
  • Hipocondría.
  • Traumas, duelos y estrés postraumático.
  • Soledad y aislamiento.
  • Autoconocimiento y desarrollo personal.
  • Problemas de sexualidad.